Archive for 22 octubre 2010

Por qué digo que las iglesias están siendo infiltradas por el anticristo

22/10/2010

En respuesta a mi serie de artículos “¡Infiltración!” (http://www.altisimo.net/maestros/infiltracion.htm) recibí un correo de un lector que mencionó algunas otras corrientes actuales, opinando que estas eran mucho más importantes que las mencionadas en mis artículos. Dijo:

“Por ejemplo, ustedes no han considerado cuánto se ha debilitado la cristología cuando se ha llegado a decir que Cristo no vino para ser el mesias, dicho por (representantes del movimiento carismático extremo).

Por otra parte, y en un plano màs sutil y ambiguo, los invito a que reflexiones si algunas enseñanza del Dispensacionalismo llevan a un cristología débil, cuando, por ejemplo, se da cabida a ideas como la de que la edad de la Iglesia, es decir, la “dispensación de la gracia”, es un “paréntesis”, lo cual incluye la obra expiatoria de Cristo.”

Puesto que estos asuntos son de interés general, decidí publicar aquí mi respuesta a aquel lector:

1. Me parece que Ud. considera las influencias únicamente en el plano doctrinal. Pero una infiltración se caracteriza por lo que es tanto doctrinal como PERSONAL y ORGANIZACIONAL. Mientras se trata solamente de una doctrina y nada más, entonces hay una libre competencia de ideas: cada uno es libre de pronunciarse a favor o en contra, y de usar los mejores argumentos que tiene a disposición. Existe también transparencia, porque cada uno se identifica abiertamente con la doctrina que representa.
– No es así con las formas de infiltración que he descrito en mis artículos. Estas infiltraciones tienen como aspecto adicional, que sus representantes entran a las iglesias con su PERSONA, pero ENCUBIERTAMENTE, para desviar y esclavizar la ORGANIZACIÓN entera. Por ejemplo, muchas denominaciones grandes hoy en día tienen líderes regionales y nacionales que predican contra el ecumenismo desde sus púlpitos, pero son personalmente colaboradores de organizaciones ecuménicas y trabajan detrás del escenario para ampliar la influencia de estas organizaciones en el mundo evangélico. (Algunos ejemplos están documentados en los artículos originales.) Como consecuencia, se extiende no solamente la doctrina falsa, pero se multiplican también los líderes que ACTÚAN CON FALSEDAD; y este es el aspecto más peligroso de la infiltración.

2. En cuanto al movimiento carismático extremo, le puedo asegurar que todavía existen DENOMINACIONES ENTERAS que denuncian estas corrientes como herejía. (Concretamente, casi todas que no son pentecostales o carismáticas; y también algunos de los pentecostales clásicos.) Por tanto, yo diría que en este campo todavía funciona la “libre competencia de las ideas”: El cristiano promedio tiene toda oportunidad de escuchar ambos lados del asunto, y así evaluándolo tiene la posibilidad de distinguir entre la verdad y el error. Incluso tiene la posibilidad de encontrar una iglesia que rechaza claramente esta corriente.

En esta área, todavía no he escuchado de líderes carismáticos que se hubieran infiltrado en una denominación no carismática con el propósito de arrastrar secretamente a la denominación entera detrás del movimiento carismático (como lo hacen los ecumenistas, los teólogos críticos y los agentes de cambio del “Nuevo Orden Mundial”). Por tanto, yo hablaría en este caso simplemente de una doctrina falsa, pero no de una infiltración.

3. En cuanto al dispensacionalismo, es probablemente una corriente más difundida en las iglesias actuales. Pero en este caso también, existen todavía algunas denominaciones enteras que no son dispensacionalistas, y algunos de sus líderes refutan abiertamente el dispensacionalismo. (Más notablemente los de tradición calvinista.) – Y según mi conocimiento, los dispensacionalistas tampoco tienen un propósito político de someter otras denominaciones a su corriente y de dominar personalmente sus organizaciones. Por tanto, en este caso yo tampoco hablaría de “infiltración”.

4. A diferencia de estas corrientes mencionadas, encontré que la teología de la Alta Crítica, el movimiento ecuménico, y los planes políticos de la “Nueva Era”, ya son aceptados generalmente en el mundo evangélico – incluso en aquellas denominaciones que con su declaración de fe oficial se oponen a estas corrientes. Lo que demuestra que en efecto hubo una infiltración encubierta: las iglesias practican una cosa muy distinta de la que confiesan y enseñan oficialmente. Por ejemplo, todavía no escuché de ningún líder evangélico importante que hubiera advertido públicamente contra las publicaciones de las Sociedades Bíblicas que difunden la Alta Crítica. No escuché de ningún líder evangélico aquí en el Perú que hubiera protestado públicamente contra la elección de ecumenistas a la Junta Directiva y la presidencia del CONEP (la Alianza Evangélica nacional en este país). No escuché de ninguno que se hubiera pronunicado públicamente en contra de los actuales (pongo énfasis en la palabra actuales) esfuerzos para establecer un gobierno mundial, ni en contra del control del estado sobre las iglesias, la educación y la salud (estas dos últimas áreas afectan también grandemente a la iglesia), ni en contra de los currículos escolares actuales que promueven todas estas ideas. O sea, dentro del liderazgo evangélico ya existe un consenso casi universal a favor de estas corrientes anticristianas. Pero nunca hubo una competencia libre de ideas, porque el cristiano promedio (y aun el pastor local promedio) nunca siquiera se enteró de qué se trata. Y aquellos que se enteraron, fueron silenciados por medio de una “disciplina eclesiástica” aplicada de manera abusiva, sin poder exponer abiertamente sus argumentos. Ahora simplemente resulta que si alguien se posiciona en contra de alguna de estas corrientes, se encuentra no solamente afuera de su propia iglesia: se encuentra afuera de la comunidad evangélica completa. En última consecuencia, esto significa que los altos liderazgos de las iglesias evangélicas, casi en su totalidad, ya han sido acondicionados para incorporarse al sistema político-religioso del anticristo en un futuro no muy lejano. Y esto sin que los miembros comunes, y aun muchos pastores locales, siquiera se hubieran enterado.

Es por eso que hablo aquí de infiltración.

Anuncios

Más cárcel para los niños

05/10/2010

NOTA: Este artículo fue movido al nuevo blog “Educación Cristiana Alternativa”.

Vea:

 http://educacionCristianaAlternativa.wordpress.com/2011/11/30/mas-carcel-para-los-ninos/