El crecimiento que no fue avivamiento

Este es uno de los artículos que publiqué como “Editorial” en mi sitio web y decidí ahora moverlos a este blog. Este artículo fue publicado originalmente en junio de 2007.

Durante las últimas dos décadas, las iglesias evangélicas en el Perú han crecido considerablemente. Se habla ahora de 15 a 20% de evangélicos en el Perú. Entonces, ¿el Perú ha tenido avivamiento?

Me alegraría si fuera así. Pero tristemente, habiendo observado un buen número de iglesias desde cerca, tengo que decir que es todo lo contrario. Lo que sucedió, se puede describir mejor con esta cita que no recuerdo quien lo dijo primero:
“La iglesia cristiana se ha extendido considerablemente. Ahora tiene mil millas de ancho, pero solamente media pulgada de profundidad.”

El que muchas personas se llamen ahora “evangélicos” en vez de “católicos”, todavía no dice nada acerca del estado de sus corazones. Si tuviéramos realmente 15 a 20% de cristianos nacidos de nuevo en el Perú, ¡este país se vería muy diferente!

Cuando miro alrededor, no veo mucha influencia cristiana – con la excepción de los letreros de “iglesias” en la calle, y de vez en cuando la voz de un predicador o cantante evangélico en la radio. Pero no veo que los noticieros estén reportando los grandes hechos de Dios. No veo que las telenovelas se hayan vuelto menos inmorales. No veo que la política se haya vuelto más limpia – a pesar de que ahora existe un partido político que se llama “evangélico” cuando le conviene, pero no ha dado buen testimonio hasta la fecha. No veo que la gente se haya vuelto más honesta o más generosa o más cumplida. Y no se nota ninguna diferencia en este respecto, entre los evangélicos y los demás. Paralelamente con este crecimiento de los evangélicos, la corrupción y la delincuencia siguen en aumento.

Comparemos esto con lo que sucedió, por ejemplo, en el avivamiento en Gales en 1904/1905. Muchos jueces y policías se quedaron sin trabajo, porque ya no hubo delincuencia. Muchos bares cerraron porque ya no hubo alcoholismo. Los diarios estaban llenos de noticias acerca del obrar de Dios en el avivamiento. Aun los caballos en las minas sintieron el cambio, porque los mineros los trataron con dulzura y comprensión, ya no con groserías y golpes. La gente había cambiado de corazón, no solamente de religión. ¡Qué contraste con lo que está pasando aquí en el Perú!

De allí tenemos que sacar una conclusión importante: Crecimiento numérico no es avivamiento. El crecimiento numérico puede incluso esconder la ausencia de avivamiento.

En un verdadero avivamiento, se eleva el estándar de santidad, y se requiere un cambio más radical de aquellos que se convierten.
Pero en el crecimiento actual, la mayoría de los nuevos “convertidos” son ganados por una prédica de “gracia barata” y nunca se arrepintieron de verdad.

En un verdadero avivamiento, los predicadores y los cristianos se vuelven valientes para confrontar la inmoralidad en la sociedad, en sus propias vidas, y aun dentro de las iglesias. Se acentúa la diferencia entre los verdaderos cristianos y el mundo no convertido.
Pero en el crecimiento actual, la iglesia se está adaptando al mundo, está buscando favores del gobierno, y la gente cambia de religión más fácilmente porque se ha vuelto “aceptable” ser evangélico.

En un verdadero avivamiento, los cristianos vuelven a valorar la Palabra de Dios como guía, fundamento y autoridad para su vida.
Pero en el crecimiento actual, se da más y más lugar a la teología liberal que desprestigia la Palabra de Dios.

En un verdadero avivamiento, se resalta la obra de Dios que cambia las vidas.
Pero en el crecimiento actual, se resaltan los programas, métodos y eventos exteriores, hechos por hombres.

Las mismas iglesias tan crecidas e hinchadas últimamente, son las que más necesitan un verdadero avivamiento ellas mismas.

Sigue siendo muy necesario, aclarar en qué consiste un verdadero avivamiento. Con toda seguridad, el crecimiento actual NO es avivamiento.

About these ads

Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 25 seguidores

%d personas les gusta esto: